Publicado el por & Archivado en NIÑOS

Hace solo una semana  vivimos el día más mágico del año: el día de los Reyes Magos. Aunque nosotros también disfrutamos de Papá Noel, ya lo habéis visto en algún post anterior, los Reyes Magos son especiales e inigualables. Debe ser porque tanto su padre como yo tenemos muy buenos recuerdos de cuando éramos pequeños, e intentamos que nuestros hijos lo disfruten y creen ahora los suyos de manera semejante.

La ilusión se vive desde el primer momento en el que te empiezas a arreglar para ir a ver la cabalgata. Sólo una vez cada 365 días los reyes vienen a visitarnos y lo hacen cargados de caramelos. Cuando terminan su recorrido tienen el detallazo de sentarse para saludar personalmente a cada niño que pasa por delante suyo y obsequiarle con un pequeño detalle que adelanta lo que a la mañana siguiente dejarán en sus casas.

Álvaro quiso charlar con su querido Gaspar, aunque le impresionó un poco y se quedó sin palabras.

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta1

Pablo se colocó para saludar a Melchor y entregarle su carta, que este año se nos había olvidado echarla en el buzón de Correos.

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta3

Aunque nos despistamos y no anotó la dirección en la carta que le entregó, los reyes supieron exactamente donde vivíamos y por la noche, cuando me levanté a beber, nuestro comedor lucía así.

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta2

Los reyes se habían comido los trocitos de roscones que le habíamos dejado, aunque Gaspar dejó un trozo y eso no le gustó mucho a Álvaro. Se habían bebido el agua tanto ellos como los camellos. Los zapatos rebosaban de caramelos, que casualidad que eran los mismos que lanzaban durante la cabalgata. Y los regalos estaban todos con el nombre, para evitar confusión. No quise cotillear más y me volví a la cama.

A las 8:30 de la mañana sonó el despertador natural de Álvaro y Pablo y como no, los nuestros también. Había llegado el momento de ver si los reyes habían pasado por aquí.

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta4

Álvaro descubrió con emoción que los reyes le habían hecho caso y le habían traído 3 nuevos amiguitos para luchar con Hulk, lo malo es que ahora son 4  y claro sólo tiene 2 manos, un verdadero problema jajajaja.

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta5

Menos mal que tiene un hermano que puede ayudarle a sujetar los otros dos o bien a luchar con uno y poder utilizar las dos manos para coger más fuerza.

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta7

Pablo no había pedido nada, le escribió a los reyes diciéndoles que como no se había portado tan bien les dejaba a ellos elegir que era lo que mejor le convenía. Por supuesto, prometía hacerlo mejor este año. Como sorpresa se encontró un super juego que se convertía en 5 distintos. Uno de ellos es el Pin Pon.

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta8

Otro es el billar

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta12

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta11

Otro el futbolín

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta9

AñoIII-litelpipol-semana33-cristinaboceta10

Y ademas el ajedrez (que le encanta) y el backgammon (al que estamos aprendiendo a jugar todos).

Hubo más sorpresas, pero lo importante y con lo que ellos se quedarán de este día está aquí.

Han pasado 7 días desde entonces y cada mañana Álvaro sigue despertándose ilusionado por ver si los reyes han vuelto a pasar. Hace un par de días los vio repartir regalos a otras casas y se entristeció porque a la suya no volvieron. Me parece que este año los reyes van a ser difíciles de olvidar.

¿Que tal ha ido en vuestras casas? ¿Os trajeron muchas cositas?

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Un Comentario para “AÑO III – 33º SEMANA LITEL PIPOL”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.