Publicado el por & Archivado en NIÑOS

No concibo un verano sin la tan deseada siesta. Y no siestas de media hora, no por dios, eso para mi no son siestas. Yo si la hago es para hacerla de verdad, con un mínimo de dos horas, si no abandono plan.

Este verano, por cuestión de trabajo (bendito sea), llevo el 99,9% de las tardes sin ni siquiera intentarlo, pero la semana pasada no podía más y me tuve que tumbar. Estaba delante del ordenador y los pestañazos eran cada vez más intensos, hasta que decidí que era el momento de cerrarlos completamente. Me fui a la cama, baje la persiana, me quedé completamente a oscuras, hasta que de repente un inquilino de mi casa decidió que era mejor que no lo hiciese. Intenté por todos los medios que me dejase, pero él prefirió resistirse y jugar en el pasillo mientras yo dormía. Si cerraba la puerta me la abría, si le mandaba callar me gritaba, total que tuve que unirme al enemigo y aprovechar la situación. Cámara en mano quise guardar aquel momento, con aquellas luces y sombras que yo veía desde la cama, aquel fogonazo de luz que no dejaba dormirme y aquel niño que jugaba con su toro y su muñeco en el suelo.

El momento captado fue totalmente inesperado e inoportuno, pero no puedo estar más agradecida de que no me dejase dormir y pudiese apreciar la belleza de estos instantes que quedarán para siempre.

AÑOIII-8ªsemanalitelpipol-cristinaboceta1

AÑOIII-8ªsemanalitelpipol-cristinaboceta2

AÑOIII-8ªsemanalitelpipol-cristinaboceta3

AÑOIII-8ªsemanalitelpipol-cristinaboceta5

Entre todas he elegido ésta, casi a sorteo, para que acompañara al resto de litel pipol en nuestro blog común.

AÑOIII-8ªsemanalitelpipol-cristinaboceta7

AÑOIII-8ªsemanalitelpipol-cristinaboceta8

AÑOIII-8ªsemanalitelpipol-cristinaboceta9

AÑOIII-8ªsemanalitelpipol-cristinaboceta10

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.