Publicado el por & Archivado en FAMILIAS, NIÑOS

Llevaba varios años deseando tener una cámara acuática y poder capturar instantes bajo el agua. Me parecen muy divertidos y completamente distinto a lo que he hecho anteriormente. Hace un par de meses me salió la oportunidad de comprar una a buen precio y no me lo pensé. Llevamos todo el verano haciéndonos fotos con ella: saltando desde el borde la piscina, buceando, nadando… Pero esta semana pasada hemos vivido con ellas otras aventuras distintas, nos la llevamos a la playa y allí disfrutamos como locos.

P1000136

No es lo mismo una piscina en calma que un mar lleno de olas que nos regala instantes espontáneos.

P1000140

Esta cámara me ha permitido guardar momentos únicos, llenos de emoción. La emoción de disfrutar de la playa.

P1000156

P1000164

Y si las fotos son divertidas, los videos son la bomba, pero en otra ocasión os pondré un trocito.

Siempre que haya buena luz, la cámara tiene una calidad muy buena, así que nada más llegar al hotel no pude resistirme en sacar esta panorámica, desde nuestra habitación.

P1000015

Y por supuesto, en las piscinas también hicimos pruebas con ella.

P1000036

P1000194 P1000197 P1000198 P1000199 P1000192 P1000217

Y por primera vez, pudimos retratarnos todos juntos bajo el agua. Que difícil es un rato, pero divertido mucho más.

P1000237 P1000238

 

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.