Publicado el por & Archivado en NIÑOS, Sin categoría

Esta semana ha sido una verdadera locura, no he tenido tiempo para nada y casi me olvido de mi querido litel pipol, así que imaginaros.

Ayer por la tarde, de manera totalmente improvisada, saqué la cámara  a la calle, con la esperanza de poder traer hoy algo, y lo conseguí. Quizás no es la mejor sesión que tengo, estoy segura, pero resume un día cualquiera de nuestras vidas, de nuestro verano. Digo verano porque aunque hoy se acaba y comienza el otoño, en Coria no deja de serlo mientras Basi (nuestra querida heladera) esté vendiendo su rico helado de limón en las calles.

Ella comenzó desde niña vendiéndolos junto a su padre, y hoy, con más de 80 años, los sigue haciendo acompañada de su marido. La receta nunca ha cambiado y la maquinaria es la misma, que junto a la fuerza de sus brazos, ayudan a que se vaya helando.

Lástima que hubiese mucha gente esperando a comprar y no poder traeros una foto junto a mis peques. Para los corianos es una figura emblemática a la que le tenemos mucho cariño.

Sólo necesitas 0,50 o 1€ para que los niños se calmen y paseen tranquilamente mientras chupan por la pajita (cañita).

4f6a72914f6a7293 4f6a7296

 

Por suerte para mi, Alvaro salió con muchas ganas de que le hiciese fotos, además de querer protagonismo y durante todo el paseo me pidió que le fuese haciendo.

4f6a7301 4f6a7302

Pablo no estaba por la labor de posar, le pareció más divertido fastidiar las fotos de su hermano.

4f6a7306

En la imagen no se ve, pero tras el disparo, Álvaro estaba furioso porque no haber salido el sólo y por reírme yo de la situación, así que unos pasos más adelante tuvimos que repetir.

4f6a7308

Por fin había conseguido la foto que quería y su hermano no se había enterado porque iba chupando el helado. Y es que puedes llegar a darte un gran paseo sin dejar de refrescarte. Lo que echaremos de menos estos momentos en invierno.

4f6a7310

Esperemos que nuestra querida Basi y Blas sigan teniendo mucha salud para repetir estos momentos al año siguiente. Y que mis hijos, junto a los niños de su edad, la recuerden con cariño dentro de unos años.

4f6a7314

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.