Publicado el por & Archivado en Sin categoría

Cuando te metes en un proyecto fotográfico, muchas veces te surgen dudas: no sabes si llegaras a terminarlo, si tendrás la suficiente inspiración como para continuar, si tus modelos (en mi caso) te dejarán hacer lo que quieres… A mi uno de mis modelos (Pablo en concreto) se me va negando, cada vez me cuesta más tenerlo delante de la cámara, así que sólo me queda aprovechar la etapa receptiva del peque de la casa. Seguiré esperando ansiosa, que vuelva a dejar fotografiarle.

En esos momentos en los que no sabes que hacer, no se te ocurre inicialmente nada, se resuelven yéndote de paseo, cargado la cámara al hombro y esperando que llegue el momento.

Una pared, un avión= FOTO.

AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta1 AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta3

Unas sillas+ el avión+ su concentración= FOTO

AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta4 AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta5 AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta7 AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta10

Cuando los instantes son compartidos, éstos se vuelven mágicos.

Escaleras+amigo= FOTO DIVERTIDA QUE PASARÁ EL RECUERDO

AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta14 AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta15 AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta19 AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta21 AÑOIV-35ºSEMANA-LITELPIPOL-cristinaboceta25

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.