Publicado el por & Archivado en Sin categoría

El domingo fue un gran día, de estos que son difíciles de olvidar y que, sobre todo a los niños, se les quedará grabado para siempre. Pablo lo resumió como: UN DÍA EMOCIONANTE.

Todo empezó desde el grupo de mujeres, somos unas liantas y nos gusta la fiesta como al que más. La excusa era una paellada, pero el fin era mucho más. Buscamos ocasiones para estar juntas, momentos para divertirnos y experiencias nuevas para nuestros pequeños. Y creo que los objetivos se cumplieron.

4F6A9765

El tiempo no estaba como esperábamos, pero el lugar estaba acondicionado para todo lo que surgiese y cada uno ocupó su espacio.

4F6A9775 4F6A9782

Y mientras unos jugaban y los otros charlaban, las paellas iban terminándose de hacer.

4F6A9776

Los primeros en comer fueron los niños. Que alegría ver una mesa tan grande, llena de amigos, disfrutando de la ocasión de pasar un día juntos.

4F6A9796

4F6A9802

Ellos tenían su propia paella, distinta a las de los papás.

4F6A9806

Y se la comieron así de bien, sin acordarse que el pimiento no les gusta (o por lo menos eso dicen en casa).

4F6A9811

Las fotos cuentas historias, anécdotas y con ésta no quiero que se me olvide la conversación previa que tuvimos, por eso la dejo aquí reflejada:

PABLO: Asier ponte conmigo que mi mamá nos va a hacer una foto

ASIER: Cristina pero esta foto me la tienes que pasar a mi móvil cuando sea mayor.

CRISTINA: Eso está hecho

Después de hacer la foto

ASIER Y PABLO: enseñanos la foto

ASIER: jajajaja Pablo mira mis dientes

4F6A9838

Durante la comida el sol salió, algo que nos ayudó a que todos comiesen más rápido para salir enseguida al campo. Entonces fuimos nosotros los siguientes en ocupar la mesa.

4F6A9849

Con un espacio tan grande a nuestro alrededor, era difícil localizarlos a todos de un sólo vistazo. Hubo quienes corrieron, de un lado para otro, detrás de las ovejas.4F6A9843 4F6A9845

Otros encontraron su rincón favorito y allí plantaron su campamento

4F6A9876 4F6A9879

Los más pequeños prefirieron limpiar a pincel una de las 4 chimeneas

4F6A9852 4F6A9855

Y también las puertas

4F6A9833

Y aunque pululaban de un lado para otro, siempre estaban pendiente de lo que dentro se estaba cociendo.

4F6A9784

Me asombró lo poco que me costó que participasen en una de mis ideas de grupo. Aquí sólo os muestro a unos cuantos, pero fueron más.

4F6A9900

4F6A9902

Las mamás, un poco celosillas del protagonismo de los peques, no dudaron en salir corriendo de la nave y repetir la misma foto.

4F6A9912 4F6A9914

Los inseparables tuvieron su foto, para siempre.

4F6A9890

Poco a poco la base del campamento fue tomando forma

4F6A9915

Procuré pasar desapercibida, pero Álvaro a lo lejos posaba para mi.

4F6A9921

Por la tarde, tras el café, llegó el momento de dar un paseo. El objetivo era bajar la paella y explorar el terreno, pero ellos lo convirtieron en una ocasión para buscar nuevas aventuras.4F6A9925

Hubo también rescates inesperados, que me dejaron conseguir instantáneas como éstas.

4F6A9930

4F6A9932

4F6A9937

4F6A9942

La jornada continuó hasta tarde, pero en este punto, preferí guardar la cámara y seguir disfrutando de tan grata compañía. Ansiosa (y afónica) me siento pensando en cómo y cuándo será la siguiente, mi logopeda no tanto.

 

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *