Publicado el por & Archivado en NIÑOS, Sin categoría

El 18 de agosto está marcado en nuestro calendario familiar, como un día importante: el pequeño de la casa cumple añitos. A mi siempre me ha gustado celebrarlo el mismo día o lo más próximo posible a él, más que nada porque creo que ellos se sienten más ilusionados, pero hay ocasiones en las que no se puede y te obliga a aplazarlo. Este año, en su 5º cumpleaños, nos ha coincidido con una boda familiar y para lograr que viniese la máxima gente posible, hemos tardado una semana en celebrarlo.

Todos estos días de por medio nos han ayudado a trabajar con él la paciencia, algo difícil, pero no imposible. Hemos trabajado con el calendario, recordando los días de la semana y de paso las horas que tiene un día, los minutos que tiene una hora…, las oportunidades hay que saber aprovecharlas.

Cuando llegó el día señalado de su fiesta se levantó eufórico: «mamá hoy es otra vez mi día, no de cumpleaños, pero si de fiesta». Estaréis conmigo en que no hay nada más bello en este mundo que ver a tu hijo feliz.

La temática del cumple la eligió él: YO KAI WATCH, así que me tocó currarme todos los complementos, porque estos dibujos no son demasiado conocidos y no se encuentra apenas nada. Como tarta me atreví, por primera vez con fondant. Era la mejor manera de conseguir un efecto vistoso. A él le encantó.

Nuestra filosofía familiar con los regalos se basa en el minimalismo, no en cuanto a sencillos, si no en cuanto a que sean mínimos. A más regalos, atención más dispersa, así que mejor concentrar.

Entre ellos hubo uno que se llevó la medalla de oro para Álvaro: El reloj Yo Kai. Si antes las luchas eran imaginarias o con papeles impresos, ahora le tenemos todo el día metiendo medallas, aprendiendose sus invocaciones, saltando de un lado para otro…


A Triana ya ha empezado a enseñarle su funcionamiento, pero eso de dejárselo no se le da demasiado bien, por lo menos ahora en sus primeros días.


De mayor quiere ser cazador de Yo Kai, así que esta practicando para hacerlo lo mejor posible.

El resto: hermanos, primos, tías y madre, nos lo pasamos bomba jugando con otro de sus regalos.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.