Publicado el por & Archivado en NIÑOS

Ya estamos metidos de llenos en el mundo escolar. Ahora si que si, cogemos el ritmo de las rutinas, de los horarios cuadriculados.

Mis niños empiezan a hacerse mayores, sobre todo Pablo. Mi niño grande cada vez va teniendo más responsabilidades, su cabeza empieza a llenarse de nuevos contenidos. Comienza a definir sus preferencias, que le lleva a apuntarse a más actividades. Nosotros procuramos darle aquello que creemos mejor para su futuro, y le añadimos más cosas a sus agendas. Al final todo se convierte en un caos, del que no sabemos como vamos a salir. Menos mal que aún nos quedan unos días de septiembre para poder sentarnos y organizar, en familia, nuestros horarios.

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *