Publicado el por & Archivado en NIÑOS

¿Cuándo es el momento perfecto para hacerle una sesión de fotos a nuestros hijos? ¿quizás cuando se van a bautizar, cuando hacen la primera comunión, cuando le acabamos de comprar un traje super bonito, cuando celebra su cumpleaños…? Pues si, esos momentos son bonitos de recordar, pero os propongo otras ideas:

-¿que tal si le hacemos una sesión cuando se le acaba de caer su primer diente? dentro de unos años le encantará ver su boca melluca y se reirá un montón.

-¿Que os parece hacerle una sesión al inicio del curso, donde anotemos sus gustos, aficiones, medida, peso de ese momento. Será algo tan especial para ellos, que si lo convertimos en una rutina anual, veremos como van cambiando física y mentalmente.

-¿Os gustaría recordar las primera veces en las que come solo? yo recuerdo con muchísima ternura ese momento, esa manera de agarrar la cuchara, de intentar buscar la boca y no encontrarla, de pringarse desde la punta de los pelos hasta las uñas de los pies.

-¿Y que tal si hacemos una sesión merendando fruta? ¿Sabéis que la manzana es super fotogénica? Os lo voy a demostrar. La otra tarde, mientras mi hijo merendaba, saqué la cámara y capturé este momento. Uno más que se suma a nuestro álbum familiar.

Por cierto, no os fijéis en las uñas jajaja

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *