Publicado el por & Archivado en NIÑOS

Dos días más tarde de lo habitual llego con mi entrega semanal, ya veréis que la espera merecerá la pena.

Os traigo algo muy bonito, hecho con mucho cariño y dedicación, casi al 100% artesanal y lo más sorprendente de todo, que su creadora es una señora de 91 años. ¿A que pinta muy bien?, pues seguid leyendo.

Ella es Meña, una mujer que toda su vida laborar la dedicó a su carnicería, en la parte antigua de la ciudad de Coria. Hasta que no se jubiló, no pudo dedicarse a lo que verdaderamente le gustaba, sus aficiones: los bordados, la pintura, las manualidades… Atención: Y  TODO SIN GAFAS.

Me cuentan una curiosidad que me ha hecho mucha gracia: cuando necesita un pincel y en ese momento no tiene, se corta un poquito de pelo y se lo construye. ¿No me digáis que no es ingenio?

La construcción de este Nacimiento la inició hace algunos años, pero no deja de seguir incrementando escenas, a las que no les falta ningún detalle. Ahora ha llegado al punto en el que tiene que elegir que retirar porque no le coge más.

Hace unos dias, gracias al Facebook, me enteré de su existencia y no tarde nada en sacar un hueco y escaparme a verlo, con cámara en mano por supuesto. Me acompañó mi hijo Álvaro, un amigo suyo Carlos, su hermanito y su mamá. Y los 5 quedamos fascinados con su amabilidad, su atención, la ilusión que muestra en enseñarlo, sus explicaciones…

Aquí les estaba enseñando un personaje escondido, ¿a ver si por su cara pícara adivináis cual es?: el hombre meando.

La visita fue totalmente tutorizada.

Como buena carnicera, no podía faltar la cocina para la matanza. Aquí les estaba explicando todo lo que había realizado y para que valía.

Aquí lo veis mejor

Los niños se lo pasaron genial y se rieron un montón con algunos detalles, entre ellos con las bragas tendidas

La señora Meña derrochaba felicidad viendo como los niños disfrutaban con su creación.

Las figuritas que representan a la Virgen María, San José, el niño Jesús y los reyes magos, son las únicas que no ha elaborado ella, pero si las compró en escayola y las pintó con sus propias manos, lo que no sé si también con sus propios pelos.

Os dejo con un resumen de algunas de las escenas representadas en su nacimiento.

Os dejo más grande, el detalle del tejado de una de las iglesias. Para que apreciéis mejor la cantidad de detalles.

Y ahí no acaba la cosa. Ademas de seguir elaborando nuevas escenas, año tras año, también se dedica a crear mini-nacimientos para regalar a sus hijos, nietos… El primero que llega elige. Estos son algunos de ellos.

Espero que os guste tanto como a mi. Y que lo visitéis si queréis disfrutarlo en persona. Yo volveré con mi hijo mayor, que desde que ha visto las fotos está deseándolo.

Si te ha gustado comparte...Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.