Publicado el por & Archivado en FAMILIAS

Que bonito es ver pasar los años junto a los tuyos, seguir cumpliendo tradiciones año tras año, ver crecer la familia, enamorarte de la mirada de los más pequeños, contagiarte de su ilusión y alegría. Todos daríamos lo que nos pidieran por que siempre siguiéramos así.

Desde que Pablo llegó a nuestras vidas, iniciamos una tradición que antes no teníamos en Navidad. En la noche de nochebuena, tras la cena familiar en la casa de los abuelos, Papa Noel viene a visitarnos. En estos 8 años siempre ha sucedido lo mismo, en el momento más inesperado suena el timbre, cuando le abrimos la puerta aparece Papá Noel con su saco de regalos al hombro, y en el comedor comienza a repartir los regalos. Su llegada no ha sido siempre bien recibida, unas veces han llorado unos, otras veces otros… este año le tocó a Claudia, a la que no le hizo ninguna gracia su presencia.

Los otros 3 sin embargo estaban emocionados. Les habíamos dicho que quizás este año no tocaba que nos visitara, pero nos confundimos.

Así que todos nos pusimos super contentos con su llegada, y le hicimos un buen recibimiento.

Claudia estaba tan asustada con su presencia, que no quería ni los regalos que le trajo.

No sé si los niños se habrán dado cuenta, pero este año Papá Noel era mucho más delgado y alto que otros años. No sabemos si es porque ha estado malito. Además no veía muy bien, tuvimos que ayudarle a repartir los regalos, no leía lo que ponía en cada uno de ellos. El pobre ya va para mayor.

Aunque ellos ni se percataron de todo eso, sólo disfrutaron con su presencia y con todo lo que les trajo.

No podía faltar nuestra típica foto en el sofá de la yaya. En ella podemos apreciar como a papa noel le ha crecido la barba por encima de la nariz, quizás por eso la visión no era tan buena jajajaja.

Le pediremos al nuevo año seguir como estamos un añito más.

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

Si te ha gustado comparte...Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.