Publicado el por & Archivado en Sin categoría

La semana pasada, en el colegio de mis hijos, se celebró el día de los abuelos. Una celebración super bonita, donde se les agradeció la importante labor que ejercen, hoy en día, con los nietos.

Durante unos días antes del evento, cada clase preparó sus actuaciones para el momento: coreografía, música e incluso disfraces. Había que sorprender y divertir a todos los que asistiesen. Y tras la actuación una merienda.

La clase de Álvaro llevaban poco atrezzo: calzones blancas y camiseta de color (los niños), tutú de color y camiseta blanca (la niñas). Sin embargo la clase de Pablo iban todos vestidos de payaso. Nosotros nos la ingeniamos para hacer un disfraz casero, veraniego y resultón. De maquillaje el justo, porque con el calor los chorrones podían parecer un arcoiris. Este fue el resultado.

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *