Publicado el por & Archivado en Sin categoría

Hoy comenzamos las esperadas vacaciones escolares, lo estábamos deseando. Las últimas semanas han sido realmente duras para los peques, sobre todo para Álvaro. Absolutamente todas las mañanas se despertaba llorando, que no quería ir al cole, que el cole era muy largo, que tardaba mucho en llegar a casa, que tenía mucho calor, que quería seguir durmiendo… Y es que llevamos un mes de junio totalmente veraniego, con horarios no aptos para levantarse a las 8 y con un nivel de actividad diaria muy alto, desde que tenemos la piscina lista.

Pero con paciencia, todo llega. Hoy estamos felices.

Relajados

Desde hoy, no queremos horarios rutinarios en tres meses.

 

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *