Publicado el por & Archivado en Sin categoría

Si hay un día en la vida, en la que se vuelca toda tu ilusión, todo tu tiempo y una emoción incontrolable, ese es sin duda el día de tu boda. Son muchos meses buscando ideas, elaborando artesanalmente detalles, coordinándose con más gente para realizar sorpresas, ensayando, comprando… con el fin de conseguir que llegue vuestra fecha y tanto vosotros como los invitados, tengan un día inolvidable, entrañable y divertido.

Este es el caso de Beatriz y Carlos, que nos regalaron a todos una preciosa boda, hecha a la medida de ellos, planificada al milímetro, donde todo salió como se esperaba o incluso mejor. Os voy a resumir como fue su día, conoceréis las entrañas de su boda, los secretos mejor guardados, os desvelaré sus sorpresas y las que a ellos les hicieron, pero os adelanto que me costará sintetizar, porque hubo grandes momentos.

Como diría El Barrio: Todo Comenzó… en la peluquería (que no, en una barra de un bar). Carlos le envió a Bea un precioso ramo de rosas, imaginaros la cara de ella al recibirlo. Empezar así, sólo podía ser preludio de que nos esperaban maravillosos instantes y de que yo iba a tener el lujo de capturarlos  para siempre.

beaycarlos-cristinaboceta2

Estoy segura que Beatriz no podrá olvidar nunca su paso por la peluquería. Uno de los motivos es porque la peluquera era una de sus amigas, y si a la profesionalidad se le suma el cariño, el resultado no puede ser más satisfactorio y inolvidable para ambas.

beaycarlos-cristinaboceta4

beaycarlos-cristinaboceta6

Y otro de los motivos es que ambas no estaban solas. El resto de amigas quisieron también acompañarla y amenizar con su cantes, bailes y bromas, los instantes previos a su gran paso. Es la primera vez que me encuentro con un momento así, pero espero que no sea la última porque me pareció super ocurrente.

beaycarlos-cristinaboceta15 beaycarlos-cristinaboceta20 beaycarlos-cristinaboceta23

beaycarlos-cristinaboceta28

Del multitudinario acompañamiento, Beatriz pasó a la intimidad de su casa, donde la maquillaba otra persona importante en su vida (la tía del Novio). Y es que los grandes momentos están llenos de pequeños-enormes detalles.

beaycarlos-cristinaboceta30

beaycarlos-cristinaboceta31 beaycarlos-cristinaboceta39

Carlos decidió rodearse de los más allegados, en la intimidad de la casa de sus padres. Los nervios aún no afloraban mucho en él, por lo menos exteriormente.

beaycarlos-cristinaboceta44 beaycarlos-cristinaboceta47 beaycarlos-cristinaboceta58

beaycarlos-cristinaboceta65 beaycarlos-cristinaboceta68 beaycarlos-cristinaboceta70

El deseado día había comenzado y Carlos ya estaba listo para decir el Si Quiero.

beaycarlos-cristinaboceta73

La habitación de la novia estaba llena de bonitos y exclusivos detalles por todos lados, no puedo resistirme a no enseñarlos:

beaycarlos-cristinaboceta32 beaycarlos-cristinaboceta33 beaycarlos-cristinaboceta34 beaycarlos-cristinaboceta37

beaycarlos-cristinaboceta35

Hubo alguno que me hizo mucha gracias, y que si no llega a ser por la fotografía, olvidarían rápidamente.

beaycarlos-cristinaboceta74

Es tan emocionante vestirse para tu gran día, que estoy segura que estas fotografías siempre conseguirán enternecer a Beatriz, a sus hermanas y a su madre.

beaycarlos-cristinaboceta80 beaycarlos-cristinaboceta81beaycarlos-cristinaboceta88 beaycarlos-cristinaboceta92

beaycarlos-cristinaboceta99

Hay detalles que nadie conoce, pero que pueden ser de los más emocionantes para varias personas. Sólo ellas lo saben (y yo también).

beaycarlos-cristinaboceta100 beaycarlos-cristinaboceta106

beaycarlos-cristinaboceta107 beaycarlos-cristinaboceta110

beaycarlos-cristinaboceta117

Con tantas manos colaboradoras fue imposible no quedar perfecta.

beaycarlos-cristinaboceta120

beaycarlos-cristinaboceta124

Y antes de salir de casa, última foto de las 3 hermanas juntas. A partir de ahora, ya nunca nada será igual, será mejor.

beaycarlos-cristinaboceta126

En el exterior de la ermita, esperaban impacientes el novio junto a su familia.

beaycarlos-cristinaboceta133

beaycarlos-cristinaboceta132

Era el momento de entrar y esperar a la novia.

beaycarlos-cristinaboceta151

beaycarlos-cristinaboceta136

Ella salió radiante de felicidad y nerviosa por su reencuentro.

beaycarlos-cristinaboceta143

beaycarlos-cristinaboceta152

beaycarlos-cristinaboceta157 beaycarlos-cristinaboceta159

Y él la esperaba emocionado junto a su madre.

beaycarlos-cristinaboceta160

beaycarlos-cristinaboceta186 beaycarlos-cristinaboceta187

Como testigo de su amor eterno: La Virgen de Argeme, de la que Beatriz es muy debota.beaycarlos-cristinaboceta188 beaycarlos-cristinaboceta189

Decir el Si Quiero, a los pies de la Virgen y rodeada de personas queridas, incluso el sacerdote, fueron elementos importantes para ellos. Que además hicieron más sentimental y conmovedora la celebración de la misa.

beaycarlos-cristinaboceta194beaycarlos-cristinaboceta199 beaycarlos-cristinaboceta202

Si le añadimos que tienen un amigo cantante de ópera y que uno de sus regalos fue cantarle durante la ceremonia, supone elevar la emoción a la máxima potencia.

beaycarlos-cristinaboceta211 beaycarlos-cristinaboceta212

Hubo muchos instantes preciosos, miradas que hablaban, suspiros del alma, lágrimas de nostalgia… y me cuesta no ponerlos todos, pero quiero que lleguéis hasta el final y no dejaros por el camino.

beaycarlos-cristinaboceta239 beaycarlos-cristinaboceta227 beaycarlos-cristinaboceta228 beaycarlos-cristinaboceta232 beaycarlos-cristinaboceta233

beaycarlos-cristinaboceta247 beaycarlos-cristinaboceta251

Y sorpresas que hicieron de colofón a la eucaristía y que lograron hacer llorar a los novios y parte de los invitados.

beaycarlos-cristinaboceta257

Aunque también hubo quien no se enteró de lo que estaba pasando y prefería jugar conmigo.

beaycarlos-cristinaboceta258

La salida de la iglesia siempre es un momento que me encanta. Además de divertido, colorido, siempre regala sonrisas.

beaycarlos

Después del calor que pasamos dentro de la ermita, nada mejor como un buen helado de limón de nuestra querida Basi.

beaycarlos-cristinaboceta305 beaycarlos-cristinaboceta308

Los días previos a la boda habíamos hablado de las localizaciones para el reportaje de novios. El primero lo tenían claro, querían el puente de piedra con la catedral al fondo.

beaycarlos-cristinaboceta317

Y por supuesto no podían faltar los amigos, ellos tenían que tener su foto especial junto a los novios. Las primeras en ponerse fueron las chicas de “La Pumada” al completo. Rompieron el hielo con una foto muy formal.

beaycarlos-cristinaboceta318

Y continuamos con una foto “Casual”, como ellas lo llamaban. Anda que no duró la broma de la foto “Casual” en toda la boda y lo que nos reímos.

 

beaycarlos-cristinaboceta322

beaycarlos-cristinaboceta323

Carlos se rodeó de sus amigos de siempre, los que le han visto crecer y con los que ha hecho más de una travesura.

beaycarlos-cristinaboceta330

Ya que las chicas posaron “Casual”, pues ellos también, pero hay que decir que lo hicieron más elegantes, ¿verdad?.

beaycarlos-cristinaboceta332 beaycarlos-cristinaboceta334

Y para terminar con las fotos de grupo, una al completo: amigas, amigos, novios, comprometidos e incluso un niño.

beaycarlos-cristinaboceta336

De allí, toda la tropa partió al coctel, mientras nosotros nos dimos un paseo por la parte antigua de Coria, y buscamos los rincones favoritos para el reportaje.

beaycarlos-cristinaboceta340 beaycarlos-cristinaboceta345 beaycarlos-cristinaboceta346 beaycarlos-cristinaboceta352

beaycarlos-cristinaboceta351 beaycarlos-cristinaboceta354 beaycarlos-cristinaboceta356 beaycarlos-cristinaboceta359 beaycarlos-cristinaboceta362 beaycarlos-cristinaboceta364 beaycarlos-cristinaboceta366 beaycarlos-cristinaboceta368 beaycarlos-cristinaboceta370 beaycarlos-cristinaboceta373

Al salón del restaurante fueron acogidos por un numeroso paseíllo de amig@s y la escena quedó así de entrañable.

beaycarlos-cristinaboceta409

beaycarlos-cristinaboceta410

beaycarlos-cristinaboceta411 beaycarlos-cristinaboceta417 beaycarlos-cristinaboceta419 beaycarlos-cristinaboceta430 beaycarlos-cristinaboceta426

Durante la cena, Beatriz había preparado varios regalos para personas concretas. Y su manera de entregarlos fue un tanto original, aunque en las fotos no lo veréis porque no puedo excederme en enseñar.

Aquí el ramo de la novia.

beaycarlos-cristinaboceta464 beaycarlos-cristinaboceta466 beaycarlos-cristinaboceta471

Más adelante la liga, con la que inició una futura tradición entre sus amigas.

beaycarlos-cristinaboceta545 beaycarlos-cristinaboceta546 beaycarlos-cristinaboceta547 beaycarlos-cristinaboceta551

Carlos también tenía preparado el suyo, y en este caso fue para una pareja amiga.

beaycarlos-cristinaboceta651

beaycarlos-cristinaboceta656

Las sorpresas no paraban e iban en todas las direcciones. Aquí Beatriz recibió una flor de cada una de sus amigas y otra más de un infiltrado. Como parte del juego de los sentidos, correspondiendo al olfato.

gif-amigos Hubo quienes se lo pasaron en grande tramando gamberradas, que después terminaron por hacer.

beaycarlos-cristinaboceta610

amigos

El buen ambiente, las risas, la felicidad y la amistad, se derrochaba por todos los rincones del salón.

beaycarlos-cristinaboceta503 beaycarlos-cristinaboceta505 beaycarlos-cristinaboceta606

beaycarlos-cristinaboceta607

beaycarlos-cristinaboceta638

beaycarlos-cristinaboceta673

Al terminar de cenar, comenzó el momento del baile, donde todo el mundo se soltó la melena, las mujeres abandonaron los tacones y sólo se preocuparon de divertirse.

beaycarlos-cristinaboceta694

beaycarlos-cristinaboceta814 beaycarlos-cristinaboceta822

beaycarlos-cristinaboceta695 beaycarlos-cristinaboceta790 beaycarlos-cristinaboceta798 beaycarlos-cristinaboceta832 beaycarlos-cristinaboceta806

El baile que los novios habían estado preparando, fue bastante inusual y a la vez maravilloso. Ellos comenzaron y terminaron bailándolo, pero por medio estuvieron implicadas bastantes personas más. Aquí os lo dejo para que lo disfrutéis.

baile

La noche terminó para mi, de una manera muy mágica: lanzando lámparas chinas al aire y llenando el cielo de luz. Yo lo entendí como un símbolo de agradecimiento por el bonito día vivido, pero cada uno pudo hacer su interpretación.

beaycarlos-cristinaboceta833 beaycarlos-cristinaboceta834 beaycarlos-cristinaboceta845 beaycarlos-cristinaboceta838 beaycarlos-cristinaboceta848 beaycarlos-cristinaboceta841

Y asi acabaron mis más de 12 horas de reportaje-documental. Con él pretendí que los novios guardasen para siempre, todo lujo de detalle su día especial. Por supuesto, haciéndolo de la manera más natural posible, sin molestar, sin interferir demasiado en el transcurso normal de los acontecimientos, mostrándolo tal y como yo lo viví. Espero haberlo conseguido.

Si te ha gustado comparte...Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.