Publicado el por & Archivado en Sin categoría

Estaba deseando traeros esta sesión de fotos, pero he querido esperar a que los papas, el resto de la familia y sus compañeros de clase las viesen, antes de que yo las hiciese públicas. La espera me ha quedado sin uñas.

Por si no lo sabéis, siempre en mis sesiones, procuro adaptarme al niño/a, sacar de él o de ella su verdadera personalidad, que las fotos hablen de como es, de como vive su infancia… Los niños son niños y quiero que en mis fotos no dejen de serlo.

La modelo que os muestro hoy se llama Candela y ella es tal y como la vais a ver: derrocha kilos de elegancia, toneladas de dulzura, mimosa y cariñosa como la que más, bailarina y saltarina hasta decir basta (Un detalle importante: hace ballet)…

Para la sesión de fotos nos desplazamos hasta el convento del Palancar, en Pedroso de Acim. El lugar tiene una simbología muy especial para la familia, allí se bautizo su madre y se casaron sus padres, por lo que querían seguir guardando momentos especiales en este precioso rincón de nuestra querida Extremadura.

La sesión comenzó dentro de la capilla del convento y nada más cruzar la puerta, un rayo de luz me indicó que sólo había un lugar posible para las fotos, nos estaba esperando.

Este momento me dio un subidón enorme, si yo ya de por si me emociono fácilmente, no podéis ni imaginaros lo feliz que estaba.

El monje no nos dejó acceder más allá, pero estábamos contentas y no nos importó. Su fachada y alrededores también son bonitos y nos aprovechamos de ellos.

Justo en frente del convento hay una montaña, con un árbol al que no pude resistirme. En ese lugar pude hacer fotos tan bonitas como estas.

Candela es la modelo perfecta, la que todo fotógrafo quisiera tener delante de su cámara. Siempre una sonrisa, una pose correcta y elegante, una mirada serena… GOCÉ CON ELLA, GOCÉ CON LA LUZ, GOCÉ CON EL LUGAR.

Todo, absolutamente todo lo que le pedía lo hacía y a la primera. Y si no se lo pedía yo, ella me lo regalaba.

Fue una sesión larga, realizada después de su Primera Comunión (POST-COMUNIÓN, por lo que no había tanto miedo a que se manchase, estábamos todas más «libres». Llegamos a meternos en rincones en los que no nos hubiésemos metido, si la sesión hubiese sido antes de la comunión. Creo que esa tranquilidad se nota.

El sol estuvo todo el rato de nuestra parte y nos ayudó a sacar estampas de este calibre.

No os podéis ni imaginar hasta donde llegamos, pero si a eso le sumamos que íbamos cargadas de mucho atrezzo, es para pensar que estábamos locas de remate. Locas aventureras. Locas por conseguir imágenes únicas.

Me encanta que los niños recuerden este día de sesión fotográfica, como un día especial y divertido. Y creo que Candela, su mamá y su abuela no lo van a olvidar.

Desde la anterior localización observé un campo de flores, ya estábamos cansadas, el sol ya se estaba escondiendo, pero allá que fuimos. Quien dijo miedo.

Candela tardó en realizar su sesión de fotos, pero creo que la espera mereció mucho la pena. ¿Opináis como yo?

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

6 Comentarios para “CANDELA «Pura elegancia»”

  1. REBECA CORES RAMAJO

    ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS CRISTINA!
    SERÁ SIN DUDA UN RECUERDO PARA NOSOTRAS MUY ESPECIAL Y DULCE.
    SACASTE LA LUZ DE SU MIRADA COMO NADIE Y SU SONRISA MÁS SONORA.
    TODO GRACIAS A TI, A TU MARAVILLOSO TRABAJO Y MAESTRÍA;)
    UN BESAZO MUY GORDO DE CANDELA Y MÍO.

    Responder
  2. Cris

    Capturar una emoción e inmortalizarla es un arte. Gracias por este hermoso reportaje. Candela es especial y transmite la belleza y la alegría de una niña feliz. ❤️❤️❤️❤️❤️

    Responder
  3. Isi&Cheli y José Ramon

    Muy bonito el sitio y la modelo guapísima.
    Unas fotos muy bonitas.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.