Publicado el por & Archivado en COMUNIONES, Sin categoría

Hoy hemos dado en Coria el pistoletazo de salida con las comuniones. Ahora si que si que empieza la primavera, el buen tiempo, las ganas de fiesta, de calle, de calor… Las comuniones son un paso al buen clima, a la manga corta. Y que me lo digan a mi que hoy me he quemado la espalda entera, eso por llevarla toda al aire y querer ir mona.

Entre los 18 niños que hicieron esta mañana la comunión estaban 3 de mis pequeñas clientas. Tres preciosidades que poco a poco os iré enseñando, y que desde aquí, agradezco nuevamente a sus padres su autorización para poder mostrarlas. Si ellos se sienten orgullosos de sus hijos, yo también, porque gracias a ellos he podido sentirme libre de practicar, de experimentar cosas nuevas, de seguir aprendiendo y por supuesto de disfrutar enormemente  a su lado de mi pasión por la fotografía.

Para empezar os traigo un trocito de la sesión de Claudia. Ella fue la primera niña que inauguró mi temporada de pre-comunión este año, niños había tenido dos anteriormente. Pero lo siento mucho por las mamás de los niños, entre ellas yo misma como madre de dos, pero tengo pasión por las niñas, por la dulzura que transmiten, por lo coquetas que son, por la pasión con la que viven su día de comunión… y con Claudia pude ver todo eso y más. Si la tuviera que describir diría que ella es simplemente una princesita: dulce, delicada, cariñosa, mimosa… Me impresionó su capacidad para posar, sus inagotables ganas de seguir haciéndose fotos, después de más de 3 horas de sesión, es la primera persona que me pide seguir haciéndose más sin perder la sonrisa, el control y sin demostrar en su rostro el más mínimo cansancio.

Me encanta que mis fotografías se impregnen del sello personal de cada modelo, que aparezcan objetos suyos que les acompañan hoy para recordarlos mañana: su muñeco favorito, el libro que más le gusta leer, el instrumento musical que toca… Claudia eligió traer a su mascota, mejor elección imposible. Venía limpia, peinada, brillante, olía fenomenal, pero ya os enseñaré como acabó, no os adelanto más.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 1No me dudaréis que su mirada es preciosa.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 2

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 3La primera parte de la sesión consistió en un paseo por el parque, una parada en cada detalle que encontrábamos. Con una pequeña indicación de lo que buscaba ella conseguía hacerlo perfecto.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 4

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 5

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 6Os hablaba arriba del perrito de Claudia, un precioso york shire que venía de gala a la sesión de su dueña. Por suerte, decidimos empezar las fotos con él, porque al rato se lanzó a la laguna para darse un chapuzón y refrescarse, que hacía bastante calor.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 7Dejando a un lado los incidentes con el peque de la casa, hubo momentos mágicos en la sesión, a continuación mi preferido.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 8Y después el segundo de mis preferidos.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 9No podían faltar los robados en mi fotografía.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 10¿Porqué será que cuando todos miramos a mamá los ojos brillan diferente?

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 11Indudablemente ella es la protagonista del reportaje, pero por supuesto, el papel secundario lo tiene el sol, con el que jugué de diferentes maneras.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 12

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 13Y para terminar, no podía ser de otro modo que haciéndolo con un atardecer, me parecen tan mágicos.

Cristina Boceta. Fotografía Coria. Claudia 14Y ahora que habéis visto una pequeña muestra de lo que hicimos Claudia y yo aquel día ¿Pensáis como yo que es una verdadera princesa de cuento?

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.