Publicado el por & Archivado en COMUNIONES

Por fin salen a la luz las fotografías de Carlos. Él fue mi segundo modelo en esta temporada de comuniones, pero también el último en que llegase su día.

Puerto, la mamá de Carlos, quería algo divertido, lejos de los posados tradicionales. Me dejó bien claro que quería que se divirtiese y que lo recordase como un experiencia más. Y fue por eso por lo que me eligió, ella consideró que con mi tipo de fotografía iba a cumplir esa ilusión. Entre todas las localizaciones que le propuse, ambas llegamos a la conclusión que la mejor era la de un pueblecito casi abandonado (sólo vive una familia de diario), lleno de encanto, con fantásticas vistas, y que conseguiría darle a la sesión una visión distinta.

He de confesar que cuando comienzo cualquier trabajo, siempre lo hago un poquito nerviosa, quien me conoce dirá: ¿y cuando no lo estas? pues tiene toda la razón. Pero en este caso los nervios son creados por la incertidumbre de que me voy a encontrar, por la duda de como participará la persona, cuanta entrega le pondrá… Pero tras dos charlas y 4 disparos las mariposeas del estómago se relajan y empieza el disfrute. Con Carlos las charlas fueron en el coche, camino del lugar elegido, estaba ansioso por ponerse delante de la cámara y su entrega fue total.

Para no andar con más dilaciones, las fotos comenzaron en la primera calle. Fue un amor a primera vista. Un riachuelo atravesaba la calle y era perfecto para jugar con los barcos de papel que traía preparados. Él se lo pasó genial y fue una estupenda manera de romper el hielo.

Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 1 Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 2

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta1

Hay miles de rincones bellos en este lugar, pero uno de mis preferidos es esta casa. Y desde que Carlos posó en ella mucho más: las distintas texturas que encontramos, el color, la luz, ¿pero que me decís de él? Su capacidad para transmitir ternura, picardía, belleza… es enorme. Me hizo sonreír mucho detrás de la cámara.

Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 3 Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 4 PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta8 Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 5

El olmo milenario, reliquia del pueblo, tenía que aparecer de alguna manera. Y yo elegí que fuera de éstas.

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta11

Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 6

 

Con la sesión podéis descubrir más encantos del pueblo, Carlos nos hizo una magnífica ruta turística.

Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 7

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta15

Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 8

Tras la subida a lo alto del pueblo decidimos hacer una pausa y aprovechar la estupenda pared de fondo. Carlos jugó con los molinillos a cazar el viento y aunque había poco, lo encontró.

Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 9

No faltaron los instante de reflexión, de sueños…

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta25

Ni los momentos de juego. ¿A que niño no le gusta ponerse a lanzar piedras? Él encontró una pared entera para hacerlo

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta21 PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta22

Escapando un poquito del sol y el calor de hacía ese día, nos metimos en la pequeña iglesia, a ella le sacamos todo su jugo. Carlos participó un montón, buscó sus rincones favoritos, posó y juntos conseguimos unas preciosidades de fotos que me tienen enamorada.

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta30 PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta31 PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta33 Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 10 Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 11

Se entregó tan a fondo en el interior de la iglesia que a la salida empezó a mostrarnos su otra cara, su carácter. Y yo supe aprovecharme de él, para que las fotos no sólo cuenten su cara bonita, si no también su verdadero yo.

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta42

Era el momento perfecto para dejarlo un poquito descansar y hacerle fotos a su hermana. Lucía llevaba un buen rato esperando este momento, pero Carlos se negaba a perder su protagonismo.
PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta46

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta47

Fueron pocos los disparos y muy corto el tiempo de reposo. Carlos demandaba aparecer nuevamente, aunque le disgustaba hacerlo en compañía.

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta55 PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta52

Para recuperar su lugar dentro de la sesión, que mejor que pillarle jugando, en este caso, con el silbato que venía incorporado en el traje.

Fotógrafo Coria: Comunión Carlos 12 PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta50 PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta51

Agotando sus últimos instantes de paciencia, conseguí esta mirada penetrante ¿Qué os parece?

PRECOMUNION-CARLOS-cristinaboceta60

Como habéis visto la sesión fue un tanto larga, subimos y bajamos el pueblo completamente, pasamos un calor sofocante para ser primeros de abril, hice cientos de fotos de las cuales sólo os muestro unas poquitas. Pero no podíamos irnos  de allí, sin hacer la que yo deseaba desde que imaginé como iba a ser. Carlos supo darme ese capricho, se relajó, escondió su cansancio y sonrío para mi. No hubo mejor manera de terminar para irme con una sonrisa de oreja a oreja.

Fotógrafo Coria: Comunión Carlos

 

 

 

 

 

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

2 Comentarios para “COMUNIÓN DE CARLOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.