Publicado el por & Archivado en Sin categoría

El valor de la fotografía va aumentando con el paso del tiempo, como el buen vino. Es el mejor método, a nuestro alcance,  para demostrarnos como vamos creciendo, aprendiendo, disfrutando y viviendo cada momento. Por eso AMO LA FOTOGRAFÍA.

Solemos vivir tan rápido, con tantas prisas, que no tenemos tiempo de saborear los instantes. Y aunque en ocasiones si lo hacemos, se nos evaporan rápidamente. Y ahí es donde la fotografía se convierte en un tesoro, en un bello legado que te acerca a tu pasado. Que te hace degustar lo que ya se ha ido, que te devuelve la ternura, los sentimientos y emociones de épocas pasadas.

Con las sesiones de recién nacidos, todo lo dicho hasta ahora, adquiere mayor importancia. Es una época tan cortita, que se vive con tanta intensidad, que se va en un suspiro. En ellas se muestran a los bebés entre sus 7 y 12 días de vida, aproximadamente. Un recuerdo increíble por lo pequeñitos, flexibles y dulces que son. Ver este tipo de fotografías te hace regresar a ese aroma que sólo los bebés tienen.

La sesión que os traigo en esta ocasión, pertenece a Mario. Hace unas semanas os mostraba el momento en el que aún estaba dentro de su mamá. Hoy  el protagonista es sólo él. Estoy segura que Antonio y Patricia, estarán completamente de acuerdo conmigo en todo lo dicho anteriormente. Mario tiene ya casi 6 meses y para ellos se han pasado en un pestañeo.

Bueno pues aquí os dejo con algunos instantes de su sesión. Dentro de unos años sus papás podrán contarle a Mario lo bien que se portó, aunque también deberán decirle que para dormirlo y relajarnos, necesitamos enrollarlo y mantenerlo bien apretadito y calentito para que nos dejase trabajar.

Fue un verdadero angelito.


Al fotografiarlo en los brazos de papá, se aprecia aún más lo pequeñito que era. Así como una mano y media.


O como una mano de papa y otra de mamá.

No dejéis de fotografiar cada instante importante, cada etapa de vuestras vidas y de la de vuestros hijos:
REGALAR RECUERDOS ES REGALAR AMOR

GuardarGuardar

Si te ha gustado comparte...Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *