Publicado el por & Archivado en BODAS, PAREJA

Septiembre, y parte de octubre, ha sido un periodo demasiado estresante para mi. Tuve que tomar la decisión de dejar un poquito de lado las publicaciones. Ahora, en el meridiano de octubre, pretendo ponerme al día con las sesiones que tengo pendiente de enseñaros. Y para empezar a coger el ritmo, os traigo una pre-boda que realizamos en agosto.

Ellos son César y Lidia, y como guinda de su amor, tienen al pequeño César. Los conocí el año pasado, cuando vinieron al estudio a realizar una mini sesión navideña al pequeño César. Unos meses después decidieron que yo sería la encargada de realizar el reportaje de su gran día.

La sesión fue de los más relajado. Nos lo tomamos como una tarde de paseo, por un bonito pueblo de nuestra Extremadura. A medida que íbamos recorriendo sus calles, y nos encontrábamos con rincones que nos gustaban, buscábamos la foto.

 

El objetivo era sacar unas bonitas imágenes de familia, guardar para siempre el momento tan especial que estaban viviendo, justo antes de su boda. Y creo que lo conseguimos.

 

Ese día lograron olvidar un poquito los nervios de los preparativos, fijarse en los detalles del día a día, disfrutar de su pequeño y su curiosidad por todo lo que se encontraba.

Hubo también algunas fotografías sólo para los papás, por ejemplo cuando el pequeño César no alcanzaba a asomarse. Ay pobre, que manera de apartarlo jajaja.

O cuando se entretuvo a jugar con otros niños que por allí andaban.

O cuando se dedicó a coger los frutos que había en el suelo, justo detrás mío.

En las pequeñas pausas de recogida de frutos y cuando lograba que estuviese atento a lo que yo le contaba, César volvía a aparecer en escena.

Creo que la parte en la que mas disfrutó fue cuando metió los pies en el agua y jugó con sus papas en ella.

Como anécdota del día os traigo la siguiente foto. César junto a unas simpáticas mujeres que se ocuparon de él mientras nosotros hicimos más fotos de pareja.

Como podéis ver, el paseo duró toda la tarde, hasta el atardecer. Con las siguientes fotografías familiares, llenas de besos, de risas, abrazos y mucho amor, terminamos la pre-boda.

En cuanto termine las fotos de las bodas os las traeré aquí para enseñaros lo bonita que fue.

 

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *