Publicado el por & Archivado en Sin categoría

En poquitos días estaremos de boda, Mayte y Mario se darán el SI QUIERO para siempre, SI QUIERO divertirme a tu lado, SI QUIERO cuidarte y que me cuides, SI QUIERO formar mi familia contigo…

Ellos me han elegido para que sea la persona que guarde en imágenes su gran día, no puedo estar más contenta. Hace ya unos cuantos años que nos conocemos, y me hace ilusión estar ahí con ellos.

Para ir rompiendo un poquito el hielo, realizamos una sesión previa a la boda. Mayte y yo la habíamos organizado varias semanas antes, buscando lugares que a ellos les trajera recuerdos cuando volviesen a verlas. Al final nos decantamos por dos: el primero es una zona por donde pasean habitualmente con Thor, el peque de la familia, pero quise darle otra visión que ellos normalmente no tienen.

Los paseos son normalmente de tres pero, en esta ocasión, Thor se quedó esperando en casa.

El segundo escenario, creo que ya os lo he desvelado, fue su casa. Allí cada rincón supone mil historias pasadas, y muchas más que están por venir, empezando porque será el lugar donde se celebrará y festejará su enlace.

Thor esperaba emocionado, la llegada de sus “papis”. Y aunque al principio estaba hiperactivo, después se pudo relajar, logrando unas fotos familiares que no podían ser mejores.

Increíble como posa ¿verdad?. Yo me quedé enamorada de él.

Aunque sólo hubo dos localizaciones diferentes, la sesión se dividió en tres partes, totalmente distintas: La primera “de pareja”, la segunda “de familia” y la tercera “la divertida”.

Mayte tenía muchas ganas de jugar con los polvos Holy, y yo llevaba mucho tiempo con ganas de experimentar con ellos. El resultado nos encantó.

Thor tuvo que estar un rato fuera de escena, no nos dejaba hacer ninguna foto si el no estaba en medio. Así es como él es feliz.

Los polvos Holi son pura diversión, con una gama de colores intensos que dieron unas fotos fantásticas.

Para terminar, nada mejor que un buen remojo. Primero a manguerazos, aunque alguno jugó con ventaja.

Y después un buen baño en la piscina, Thor prefirió mirar desde la barrera.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *